2. UNA CUESTIÓN DE PESO

Hola a todos y bienvenidos a nuestro segundo artículo.

 

En esta ocasión hablamos de un tema muy importante que es el peso del instrumento. Es cada vez más usual que se exprese en las especificaciones de los instrumentos su peso, y es algo que los músicos tienen en cuenta a la hora de elegir, sobre todo los profesionales, que pasan muchas horas tocando.

 

Sin adentrarnos mucho en el tema de madera, debéis saber que es el factor que más influye en la masa del instrumento. Si comparáis el peso de un cuerpo swamp ash (fresno ligero) con otro de ash (fresno normal), veréis que la diferencia es mucha, por eso hay maderas más ligeras como el swamp ash (fresno de pantano), el alder (aliso) o el mahogany (caoba).

Utilizar estas maderas más ligeras no significa que tengáis un instrumento poco pesado, todo influye en el resultado final como la dimensión del cuerpo, herrajes y pastillas. 



❒ Si miráis en la oferta de mercado, veréis que este factor de peso es muy apreciado por los fabricantes de gama alta, los bajos considerados ligeros tienen un peso alrededor de los 4 Kg (5 cuerdas), un poco menos para los de 4 cuerdas y un poco más para los de 6 cuerdas.


 

Muchas veces, erróneamente, algunos músicos creen que para que el instrumento suene tiene que ser más pesado o tener más masa. Este principio no es correcto, sobre todo porque hay que saber elegir las mejores maderas y componentes para el sonido que queremos obtener. Para los bajistas es fácil comparar porque hay fabricantes que utilizan cuerpos de fresno ligero y otros del fresno normal, que es más económico. El cuerpo más pesado no sonará mejor, en este caso del fresno sonará más agudo y pesará más que el fresno ligero. Incluso, si continuamos hablando del fresno ligero, hay diferencias de densidad significativas de árbol para árbol, por eso es muy usual que actualmente los proveedores de maderas indiquen la densidad de los lotes en venta. 

 

Rebajar peso a un bajo eléctrico

En este artículo les enseño una modificación que hicimos en Rui Silva Guitars a un Bajo que tenía casi 4,8kg. Su dueño lo quería alrededor de los 4kg.

 

Me gustaría advertir que esto es un ejemplo de una modificación hecha en nuestro taller, como tantas otras, no es nuestro objetivo evaluar, despreciar o criticar ninguna marca.

 

Como podréis ver en las fotos, se trata de un bajo de 5 cuerdas, con un acabado de color sólido y mástil atornillado. 

 



La opción básica para rebajar el peso, sería poner una tapa y hacer huecos de resonancia por debajo.

 

Cuando tratamos con algunos fabricantes a gran escala, este tipo de trabajo son un riesgo, uno nunca sabe lo que se encuentra a nivel de maderas bajo el acabado, puedes tener cuerpos de muchas piezas e incluso maderas diferentes de las que especifica el fabricante.

Obviamente advertimos a nuestro cliente de todos estos factores, aun así decidió hacer la modificación.

 

Empezamos por remover el acabado y verificamos que tenía una chapa de fresno en la tapa y en el fondo, la madera del cuerpo es de aliso y en este caso de 7 piezas, no fresno como era anunciado por el fabricante. 

 

Modificaciones

 A nivel de modificaciones rebajamos la tapa, y una vez decidido que no llevaría golpeador, tapamos el hueco de la pastilla de mástil e hicimos las cámaras de resonancia. 

 





 

❒ Si procuráis información, veréis varias teorías sobre este proceso (chambering). En esta ocasión hicimos el trabajo teniendo en cuenta la mayor transmisión de vibraciones posible del cuerpo, aplicando un patrón asimétrico teniendo en cuenta el encolado de las piezas del cuerpo.


 Posteriormente encolamos la tapa de spalted maple, abrimos la cavidad para la pastilla del mástil, una pila para un pre - amplificador en la parte trasera, y redondeamos las extremidades dándole la forma original. 


Acabados

 En lo que respecta al acabado, le dimos un fondo de poliéster y al final un acabado mate en poli acrílico, quedando muy suave al tacto y con el aspecto natural de la madera. 


 

Para finalizar le hicimos una cejuela en hueso, rectificación de trastes, instalamos unas pastillas quarter pound de Seymour Duncan y set up. 


Resultado final

Al final tenemos un bajo con un aspecto muy distinto al inicial, rebajamos casi 800 gramos y le dimos una nueva vida.



ir a ruisilvaguitars.com
ruisilvaguitars.com